martes, 30 de agosto de 2016

Definiciones III/?


Definiciones III/?

Curiosos”, “mirones”, “curiosones”, “transeúntes” y “polizones”.

Ayer un poco sin quererlo nos enzarzamos en una conversación con una amiga que está empezando a descubrir esto y que derivó en un pequeño "sermón preventivo" (sorry, sorry, sorry) sobre los que son, a mi entender, algunos de los peores defectos de la comunidad liberal y swinger.

En el fondo, no creo que estos defectos sean diferentes a los de otras comunidades. Existen los celos, la competitividad, la vanidad mal entendida, el "conmigo o contra mí", el "si eres amigo de X o Y, no eres amigo mío". Comportamientos poco deseables y bastante infantiles de los que no estamos del todo exentos, por más que queramos creer que somos adultos, libres, liberales y bienpensantes y que practicamos ante todo el carpe diem y el vive y deja vivir. Por supuesto también en ellos el mea culpa, pues a veces me he visto haciendo lo que otras veces critico. ¿Y quién no?

En eso, pues, nos afectan todas las miserias humanas, como no podría ser de otra manera. ¡Y para contarlas, no soy yo el indicado! Sí lo es, creo, la novela en general: seguramente el mejor medio de explorar la verdadera condición humana, expresión aún por encima de la psicología o la filosofía de la grandeza y la mezquindad de todo el abanico de emociones que conlleva el simple hecho de existir y ser consciente de que se existe.

Así pues, leamos en otra parte sobre todo ello, para curarnos de espanto (se me ocurren muchas, claro.. así a bote pronto tengo delante "El hombre duplicado" y "Dos mujeres en Praga", aunque la lista sería infinita)

Yo me quedo con la tarea más modesta y espero que en parte divertida de intentar definir algunas de las especies que nos hemos ido encontrando en nuestras experiencias; son incompletas, están llenas de prejuicios y generalizan en exceso... ¡como todas las definiciones! pero son las que me vienen a la cabeza y no obstante estoy más que abierto a cambiarlas y refinarlas si algún lector tiene a bien aportar las suyas propias y enriquecer las que recogemos aquí.

Convertiremos, si os parece, estas entradas en varias entregas cortitas, de cuatro o cinco definiciones a lo sumo.. Y ojalá generen algo de humor y de debate, que siempre ha sido el primer objetivo del blog! (Ese, y el de conocer personas afines en el mundo real, por supuesto, ¡aquell@s que se atrevan a cruzar el cuarto muro!)

Para abrir boca, hablemos de distintos tipos de "espectadores" que nos hemos encontrado, se me ocurren estas. Llamo espectadores a aquellas personas que hemos encontrado en fiestas y cenas de parejas liberales, y a las que hemos visto (a menudo es lo primero que ellos mismo te dicen) muy fuera de lugar. Bien por ser recién llegados, bien por no comulgar de todo con lo que allí ocurre, bien por sentir incluso un cierto desdén mal disimulado, que a duras penas tratan de ocultar para participar de la parte sexual, sin participar del espíritu o la libertad que les podría proporcionar la experiencia.

Curiosos: los que se asoman con respeto, curiosidad sana, sin ganas claras de participar pero abiertamente.

Curioso es aquel que te encuentras medio en una esquina, masticando compulsivamente palitos de pan, con los ojos como platos y cierta timidez en el gesto, pero que se lanza a un bombardeo indiscriminado de preguntas de todo pelo sobre lo que allí va a ocurrir, de cómo se llega a esa situación, de qué se siente... preguntas todas ellas que formula en la segunda persona del plural, abstrayéndose de forma consciente o inconsciente. No tiene interés en la propia escena sexual cuando llega ese momento, y se queda en la cocina, charlando e interrogando. 

Mirones: el mirón es la cruz del curioso, sólo quiere mirar y procura hablar lo mínimo y desaparecer camuflándose en una cortina. Suele ser tímido y callado, se mueve poco y sólo el brillo en sus ojos revela lo que está viviendo!

Curiosones: son a la vez curiosos y mirones, y disfrutan como enanos de la noche. Hay que tener cuidado con la sobrecarga sensorial porque a veces el conjunto es demasiado para ellos. Con darles un café y un abanico, normalmente se les pasa.

Transeúntes: los que están de paso sin más. Los transeúntes son de mi gente favorita en muchos aspectos. Van a lo suyo, de excursión por la vida. Una semana son tus mejores amigos, la siguiente no sabes dónde están, pero lo hacen sin maldad, simplemente han seguido su camino y no se les ocurre ir mirando hacia los lados para ver quién les acompaña. Ven el loco amor de nuestro encuentros como como otra forma de sexo sin compromiso con la que tropiezan casi casualmente, pero a menudo es una experiencia corta e intensa y realmente cuando les conoces un poco más confiesan que prefieren el 1x1.

Polizones: el polizón (siempre tiene que haber uno) es el único tipo tóxico de este grupo. Son personas que reciben pero no darían. Que aceptan entrar en la intimidad de otro pero mienten sobre sí mismos para no decirte ni su verdadero nombre de pila. Lo más habitual es un tío con novia que se ha escapado de su casa con alguna mala excusa. (No es que las mujeres se libren de esta categoría, pero algún día hablaremos de que las diferencias en cómo enfocan las cosas existen y son profundas. Ojo, así como existen las diferencias, existen las excepciones!). El polizón sólo quiere sexo, pronto, mal y rápido, para su propia satisfacción y caiga quien caiga, y no ve ningún problema en ello. Es más, cuando se le señala algún mal gesto, suele revolverse y decir algo así como "pues vaya liberales de mierda" o "yo pensé que esto era para follar todos con todos", revelando que ni han entendido ni han intentado entender a ninguna de las personas que les rodean.

Lo que más me sorprende e indigna del polizón es su defensa de que si amas de verdad no puedes compartir, pero si puedes traicionar. No ven la contradicción entre el "yo eso con mi novia no podría hacerlo porque la quiero demasiado" y el hecho de "mi novia no sabe donde estoy porque la quiero tanto que miento y me escondo para echar un polvo sin que se entere antes de tener una conversación honesta con ella".

Evidentemente todas estas categorías son difusas y puede haber un transeunte mirón, o un curioso polizón, pero de alguna manera teníamos que divertirnos un ratito, ¿verdad?

Y ahora a mí me gustaría saber... si tuvieráis que hacer también una pequeña clasificación... cuál sería la vuestra? :)

2 comentarios:

  1. Hola.
    Me ha resultado interesante tu entrada y la distinción que haces de la gente que te has encontrado en ese mundillo.
    Desde mi ignorancia ,ya que aunque reconozco mi atracción por ese mundo nunca he estado ni de cerca en esos menesteres , me pregunto en donde encajaría yo.
    Conociéndome creo que me encasillaría en mirones o curiosones. Entiendo que en ambos casos el personaje en cuestión no participa activamente. Solo disfrutaría visualmente de cada escena con el corazón desbocado.
    Realmente admiro con envidia sana a quienes participais del mundo liberal. Supongo que la mayoría de ellos participan, disfrutan y viven su sexualidad sin ningún miedo o prejuicio...y supongo que es ahí mismo donde radicaría mi situación de "miron" o "curiosón" sin llegar a más.
    Me atrae muchísimo ver a la gente disfrutar y dejarse llevar...es por eso por lo que a veces mi fantasía me lleva a imaginar estar en una reunión liberar y desde una esquina del ring admirar y embelesarme con cada una de las escenas que pueda ver y oír.
    Supongo que todo es un camino a recorrer.
    Desde hace tiempo te sigo y lo que escribes me parece coherente y honesto.
    Recuerdo a Katze que desbordaba sensualidad y provocaba algo más que sudores.
    También recuerdo a mí admiradisima Shira. Ella despertó en mí las ganas y el deseo en su mayor expresión. A veces me pregunto cómo estará.
    Que hubiera dado por haber sido un espectador en vuestras reuniones....por favor a la próxima avisa que yo invito a la cena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno... jajajaja ....

    Nos hemos reído mucho. Aunque en cierta manera todos fuimos curiosos al principio!!
    Un abrazo, de Alice y Blur

    ResponderEliminar

Estamos deseando saber lo que tienes que decir... ¡Deja tu graffiti en nuestro muro!